Microrrelato: Las mañanas

Aurembiaix, bebe enfadado

Piiip, piiip.

Abres un ojo, mientras apagas el despertador.
Sacas un pie fuera del nórdico y automáticamente te acurruca
s de nuevo por el frío que has sentido. Das media vuelta, de un zarpazo agarras el móvil de encima de la mesita de noche (o de debajo de la almohada, depende del sueño que tuvieses anoche).
Miras la hora, cierras enérgicamente los ojos y reúnes todas las fuerzas que tienes para salir de la cama.
Vas con tiempo: quedan 2h para llevar a tu peque a la guardería/escuela.
No importa: un sinfín de acontecimientos se van sucediendo en cadena, tragándose los minutos, con los berrinches como banda sonora. Un desayuno interminable va acompañandoos durante los quéhaceres matutinos. Incluída la hora de vestirse. Y si ya era complicado vestirles de recién nacidos, hacer malabarismos con la leche es nivel experto.
Nivel ‘lavadora no te rompas o me jodes la vida’.

Screenshot-2018-2-25 Neus Trench ( ntrench) • Fotos y vídeos de Instagram*Basado en hechos Auremrreales.
Cualquier parecido con la realidad es un
a putada.

Leave a Reply